Así será el nuevo menú JUNAEB

5 febrero, 2020

Así será el nuevo menú JUNAEB: Mantequilla por margarina, más pescado y menos carne.

 

Hace un buen tiempo que la Junaeb (Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas) viene elaborando distintas estrategias para incentivar el consumo de comida saludable en el millón y medio de escolares que reciben los alimentos todos los días en sus colegios. El primer paso fue eliminar la poco amigable bandeja con divisiones por una vajilla y platos de verdad.

El director nacional de la Junaeb, Jaime Tohá, dice que ahora se tomó una medida más drástica y se sacaron del menú todos aquellos productos y recetas que tenían “una dudosa calidad en el sentido gastronómico, una baja aceptación de los niños y una fea presentación”.

“Las medidas que estamos adoptando tienen que ver con ponerse en el lugar del niño y no de los adultos, porque nosotros hacíamos muchos paneles de adultos que degustaban la comida y la encontraban buena, pero lo que hemos empezado a hacer son paneles de degustación de niños y han dado resultados bastantes diferentes”, asegura.

A partir de marzo, el cereal que se entregará en el desayuno será avena, granola, quínoa dilatada o barras de cereal. “Teníamos cereales que no eran sabrosos, que al echarlos a la leche tomaban una textura desagradable y en los niños no tenían una buena aceptación”, confiesa Tohá.

También se cambió definitivamente la margarina por la mantequilla. “Ya está probado en terreno, de manera certera, que las cosas que están con margarina tienen una mucha menor aceptación que aquellas que se preparan con mantequilla, aunque sea con un tercio de la cantidad de mantequilla”, agrega.

En el plato de fondo, se reducirá la oferta de carne (como porción, molida o en cubo) para aumentar el consumo de productos del mar (pescados, mariscos o algas). El director recalca que este cambio no pondrá el riesgo el porcentaje de proteínas necesarias para el almuerzo de los estudiantes.

Se optó además por disminuir la variedad de postres de leche a solo sémola con leche y flan en polvo, y se quitó la fruta natural o en conserva como decorativos, porque se oxidaba antes de ser degustados. Se reemplazará por miel, caramelo natural o jarabes de frutas naturales.

 

 

¿Qué otras cosas sacaron del programa de alimentación porque a los escolares no les gustaban? 
Como producto, la betarraga es un ícono de algo que los niños no aceptan. Después, tenemos algunas preparaciones de pescado, como el pescado al jugo, que te diría es un fracaso total. También hay budines de verduras que no hemos conseguido que en los estudiantes tengan aceptación. Estas tres cosas están eliminadas del programa.

¿Por qué cree que la betarraga es tan rechazada por los niños? 
Hay ciertas cosas de colores, texturas y olores que los niños rechazan y a los adultos nos cuesta entender. Por ejemplo, los niños a cierta edad no comen arvejas por un tema de textura. Entonces, la betarraga tiene una cosa que mancha con el color y un sabor especial que hace que a los niños no les guste. Yo almuerzo frecuentemente en los colegios y jamás he visto a los niños comerse la betarraga.

¿Y qué cosas sí les gustan a los estudiantes? 
Hay cosas muy típicas: el pollo con arroz, el puré, los churrascos. Uno de los éxitos que hemos tenido últimamente es el pescado apanado de merluza. Una de las grandes dificultades que teníamos era hacer que los niños coman pescado. Ahora el pescado apanado es uno de los platos que tienen mayor nivel de aceptación.

“Son pequeños cambios que nos permiten ir introduciendo, de a poco, los productos y que agarren el gusto por el comer, por ejemplo, pescado aunque sea apanado o en nugget al comienzo. Después enseñaremos a comerlo de otras maneras”, agrega.

 

Macro Food S.A.

Comunicación Institucional

servicioclientes@macrofood.cl